mascotas perros y gatosEn algunas ocasiones, puede darse la situación de que el perro no quiera comer y; al desconocer el motivo, debemos prestar atención a nuestra mascota para descubrir qué es lo que está sucediendo.

En muchas ocasiones, algunos dueños le dan de probar a su mascota alimentos que no son los que el perro debe ingerir. Sin embargo, los perros interpretan esto como una costumbre y por esta razón, en lugar de comer el alimento que se les pone en su plato, esperan hasta el final, creyendo que su dueño les dará un alimento más sabroso que el alimento balanceado que el perro debe comer.

Otra razón de la falta de apetito, puede deberse a que el animal se sienta enfermo. Cuando un animal se siente enfermo, sólo bebe líquido y evita ingerir alimento.

Si bien algunos dueños creen que el alimento que ponen en el plato de su mascota debe ser su comida predilecta, muchas veces sucede que el perro pierde el interés por el alimento que antes de pedía y festejaba a toda hora moviendo alegremente su cola.

Esta actitud por parte de nuestra mascota puede resultar sumamente molesta y además, ante la falta de apetito del animal, algunos dueños suelen recurrir a cualquier tipo de invento a fin de satisfacer al perro sin advertir que esta práctica es precisamente lo que provoca la mala actitud de la mascota.

Ante esta situación, es muy importante que el dueño comprenda que le está dando un premio a su mascota por un acto que sencillamente no es correcto. Esto significa que no debemos subestimar a nuestro perro sin considerar que esta actitud está sabiamente premeditada.

El perro actúa de esta manera pues sabe que con esta actitud logrará que reaccionemos como él lo desea y le daremos lo que él quiere.

Para evitar este tipo de conducta, lo que debemos lograr es afianzar una rutina de alimentación en nuestra mascota. Esta rutina de alimentación debe estar conformada por una dieta bien suministrada donde acostumbremos a nuestro perro a comer lo que debe y no lo que quiere.

El cariño en muchas ocasiones nos hace perder nuestra objetividad y de este modo es como sucumbimos ante los caprichos de la mascota.

Por otro lado, si el perro continua rehusándose a comer el alimento balanceado luego de varios días, es muy probable que esté enfermo.

Como mencionamos anteriormente, los animales cuando no se sienten bien físicamente, evitan ingerir alimentos y sólo se limitan a hidratarse.

En este caso, lo aconsejable es que no obligues a tu perro a comer y, si esta actitud continúa en el tiempo, debes consultar con un veterinario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leido y acepto su Política de Privacidad